Las FSE y la desactivación de las bombas del pasado

Han transcurrido más de 80 años desde el final de la guerra civil y, sin embargo, hoy día siguen apareciendo por toda la geografía española bombas que fueron arrojadas entonces, que quedaron dormidas, sin estallar. Artefactos explosivos del pasado a los que se enfrentan, arriesgando su vida, los artificieros de las Fuerzas de Seguridad del Estado (FSE)

Los Técnico Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax) de la Guardia Civil y la Policía Nacional, surgidos en la década de los 70 del pasado siglo, arrostran la desactivación de los proyectiles de un conflicto pretérito, evitando que causen desgracias en el presente. Un trabajo fundamental para salvar vidas, que muchas veces pasa desapercibido, y en el que también se recaban importantes datos para la Historia sobre el lugar donde fueron arrojadas aquellas bombas y su tipología.

El inspector jefe de la Unidad Central de Desactivación de Explosivos de la Policía Nacional, Francisco Javier Hernández Ortega, y el Brigada Tedax de la Guardia Civil, Ángel Carlos Rodríguez Martínez compartirán con los asistentes a las jornadas su trabajo en relación con la desactivación de bombas originales de la guerra civil encontradas en la actualidad.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Ángel Carlos Rodríguez Martínez
Ángel Carlos Rodríguez Martínez

Brigada de la Guardia Civil y Jefe Instructores en el CADEX en el Centro Adiestramiento Desactivación Explosivos del Servicio de Desactivación de Artefactos Explosivos y Defensa NRBQ. Tiene una amplia formación en el campo de la desactivación de explosivos desatancando en su trayectoria la realización de cursos como el de TEDAX Guardia Civil, TEDAX-NRBQ, de Riesgo NBQ personal FAS/FCSE, de Aptitudes Pedagógicas, de Laboratorio Frente Amenazas NBQ, de Elaboración Información y de Especialista NRBQ Nivel 3.

Francisco Javier Hernández Ortega
Francisco Javier Hernández Ortega

Ingresó en Policía en los años 80 movido por su vocación de servicio público y la búsqueda de la estabilidad laboral. Tras haber superados unos años iniciales realmente difíciles, confiesa que actualmente disfruta de mucho de su trabajo. El hecho de dirigir su carrera hacia TEDAX, fue un proceso natural que respondía a cubrir expectativas personales, ya que TEDAX NRBQ es una Unidad Técnica que permite y facilita, por sus peculiaridades, ciertas cuotas de autonomía en el trabajo, y todas las oportunidades de mejora en el desarrollo operativo. Aunque TEDAX NRBQ de Policía Nacional sigue siendo sin duda un referente dentro del cuerpo policial, fue en los años 80” y 90”, cuando su labor se hizo imprescindible por su implicación cien por cien en una lucha de merma de libertades por la presión terrorista.